Rover Perseverance: Conducir a través de Marte

Ha pasado aproximadamente un año desde que COVID-19 fue declarado pandemia y, como la mayoría de las empresas, la NASA todavía está lidiando con los efectos y desafíos continuos que plantea la crisis. Pero a diferencia de otras empresas, la agencia espacial estadounidense lo hace al mismo tiempo que preside una misión a Marte.

Para los ingenieros y científicos que trabajan en la misión Mars 2020 con su Rover Perseverance uno de los desafíos clave es adaptarse a los nuevos estilos de trabajo. Esto significa que algunos conductores de vehículos móviles han adoptado un modelo de trabajo híbrido, es decir, en las instalaciones de la NASA, y desde casa.

Conducir el Rover Perseverance de forma remota

La ingeniera de la NASA, Heather Justice, quien ha trabajado en la NASA desde el 2011, trabaja en la misión a Marte 2020 como conductora de un Rover, dice que ha sido todo un desafío ejecutar comandos y hacer nuevos descubrimientos científicos durante una pandemia mientras opera en la hora de Marte.

Ella fue la conductora principal del Rover Opportunity, que viajó más de 45 km y estuvo operativo en Marte de 2004 a 2018.

Debido a la pandemia, con las restricciones y el distanciamiento social, los trabajadores han tenido que enfrentar ciertos contratiempos al trabajar remotamente, ya que estaban acostumbrado a hacer las operaciones de los equipos Perseverance en conjunto.

Los ingenieros y conductores del Rover necesitan hacer su grupo de trabajo, en el que miran las imágenes, y comentan sobre el terreno, de Marte, o si hay algún peligro o riesgo mientras conducen, algo que ya no pueden hacer, ya que no pueden estar todos juntos alrededor de la computadora que controla el Rover, lo que ha hecho la conducción un poco más desafiante.

El equipo de Perseverance ha tenido que pensar en diferentes formas de trabajar, dados los efectos de la pandemia. El equipo estaba acostumbrado a trabajar en una instalación organizada llena de muchas salas grandes, donde se congregarían todos los científicos e ingenieros.

Ahora, han logrado algunos niveles de ingeniería primaria, tener estaciones trabajo más alejadas, debido a la pandemia y el distanciamiento social, pero pasan mucho tiempo gritándose, sin embargo, se hace que sea un poco más fácil colaborar sin tener que estresarnos tanto por todas las reuniones virtuales.

Definitivamente ha habido una gran mejora y evolución en el proceso de conducción de vehículos todoterreno. Algo de eso se ha centrado en el lado de los sistemas de vuelo, donde han tratado de hacer que Perseverance sea más capaz.

También han aprovechado para mejorar el software para que el Rover pueda conducir más lejos de manera autónoma.  Y en cuanto al hardware, también se mejoraron las ruedas haciéndolas más robustas para poder conducir sobre rocas afiladas.

El equipo de conductores del Perseverance, ha tomado todas las previsiones necesarias y se han preparado, como lo haría un cerrajero de Hospitalet responsable, haciendo y planificando todo con suma anticipación para no interrumpir su trabajo.  Hasta han hecho arreglos para abastecerse de comida, porque no saben a qué hora podrán ir a comprar comida, lo que puede ser en el medio de la noche, que sea cuando tengan tiempo.

Y es que los conductores trabajan de acuerdo al horario de Marte, lo que ha hecho que trabajen y duerman a horas extrañas que además cambian todos los días.

error: Content is protected !!